Una alimentación saludable consiste en ingerir una variedad de alimentos que te brinden los nutrientes necesarios para sentirte bien y tener energía. Estos nutrientes incluyen las proteínas, los carbohidratos, las grasas, el agua, las vitaminas y los minerales.